viernes, 23 de abril de 2010

Alfonzo Rivas & Compañía

Un siglo como protagonista de la mesa venezolana

98 años lleva en el mercado esta empresa que empezó vendiendo la tradicional Maizina Americana, y que hoy en día es una corporación que ofrece más de 850 productos a los venezolanos


Esta empresa que es emblema de Venezuela y que tiene casi un siglo en el mercado, fue fundada por Santiago Alfonzo Rivas en 1910. Todo comenzó cuando este emprendedor con tan sólo 14 años empezó a trabajar en
la firma Rivas, Fensohn y Cía, propiedad de su tío materno, Jorge Rivas, y de Walter Fensohn. Ésta se dedicaba a actividades muy diversas como la fabricación de cigarrillos y de alpargatas, la compra de mercancías y el negocio de las monedas extranjeras.

Transcurrieron los años, Fensohn decidió abandonar la firma para aceptar el cargo de cónsul de Alemania en Curazao y su tío Jorge cayó enfermo, por lo que la empresa pasó a manos de sus primos. Entonces, ya con 24 años, Santiago Alfonzo Rivas decidió independizarse y crear su propio negocio. Inició la elaboración Maizina Americana, marca El Águila, el 1° de julio de 1910. Su idea era tener en el mercado un producto de consumo masivo, cuya presentación fuese única.

Poco a poco, Maizina Americana fue ganándose un lugar en las cocinas venezolanas y en la historia del país. No obstante, sus comienzos no fueron sencillos. Inicialmente, fue necesario regalar el producto con el fin de darlo a conocer y, Alfonzo Rivas tuvo que embarcarse en otros negocios como la importación de machetes y bicicletas. En esa época su hermano Miguel se incorporó a la empresa, y ésta pasó a llamarse Alfonzo Rivas & Compañía.

“Por allá en los duros momentos del comienzo, Don Santiago le pidió a un amigo que le comprara una caja de 100 paquetitos de Maizina Americana. El amigo no se la quería comprar diciéndole ¿Qué voy a hacer con tantos paquetes? Don Santiago le dijo, si quieres me la regresas el mes que viene, pero es que no quiero que en mis libros aparezca un mes en que no vendí ni una sola caja”, comenta Santiago Alfonzo Madrid, Director Ejecutivo de Alfonzo Rivas & Cía.

Con el paso de los años, Maizina Americana se convirtió en uno de los productos favoritos de las amas de casa, infaltable en las cocinas venezolanas.

Entre los años ´20 y ´30, la compañía se consolidó y durante 1940 incursionó en dos actividades muy exitosas: los artefactos electrodomésticos de la marca Hot Point y los automóviles de la Chrysler. Sin embargo, en la década siguiente Santiago Alfonzo Rivas dejó de lado estos negocios y decidió enfocarse en el sector de alimentos, principalmente en lo relacionado a insumos para el sector industrial.

A finales de los ´80 la empresa vivió grandes cambios, que incluyeron la ampliación de la variedad de productos que ofrecían al consumidor final. El objetivo era lograr un equilibrio entre las ventas de productos industriales y las de consumo masivo.

En los últimos 15 años, Alfonzo Rivas & Compañía ha centrado sus energías en convertirse en una empresa de consumo masivo. Actualmente, cuentan con más de 850 presentaciones y 50 marcas en el mercado; y Maizina Americana continúa ocupando un lugar privilegiado en las cocinas criollas.

Actualmente, la corporación está en manos de la tercera generación, aunque ya se han incorporado algunos integrantes de la cuarta. Su presidente es Enrique Itriago Alfonzo, y la junta directiva está compuesta por un representante de cada uno de los hijos de Santiago Alfonzo Rivas.

Alfonzo Rivas & Compañía planea continuar con sus planes de crecimiento, buscando nuevas oportunidades dentro y fuera de Venezuela.

Pasado y presente

En relación a los cambios que ha vivido la empresa a lo largo de casi un siglo de historia, Santiago Alfonzo Madrid afirma que “la empresa hoy día cuenta con una gerencia profesional, basada en el coaching, donde lo más importante es la apropiación que cada colaborador hace de sus tareas y obligaciones”. Señala, además, que ha habido una actualización de las herramientas y procesos empleados, para cumplir con una premisa del fundador “La mejor tecnología, para los mejores productos”.

Por otra parte, explica que lo que no ha variado son los valores que guían a la corporación. La ética, la calidad, la capacitación del personal, el respeto a la gerencia profesional y el compromiso de mantener el apellido Alfonzo Rivas como símbolo de excelencia son los pilares que sostienen la labor de la empresa.

De generación en generación

De acuerdo a Santiago Alfonzo Madrid, la evolución del negocio se puede palpar tomando como base la gestión de sus diversos presidentes:

Don Santiago Alfonzo Rivas: fue fundador, emprendedor y creador del negocio. (1910 -1968)

Sus hijos:

Miguel Alfonzo Ravard: Incorporó nuevas tecnologías al negocio. Además, por ser ingeniero químico desarrolló otros productos más complejos, como la elaboración de glucosa y del color caramelo. (1968 – 1979)

Santiago Alfonzo Ravard: Tuvo en sus manos la responsabilidad de llevar el proceso de consolidación financiera después de la ampliación de la planta de Turmero, creando lo que se convertiría posteriormente en la Gerencia de Finanzas. (1980 – 1983)

Rafael Alfonzo Ravard: Transformó a la empresa en una corporación. Bajo su presidencia se crearon gerencias modernas, con sus responsabilidades y atribuciones. De esta forma se le dio fortaleza al negocio para poder continuar creciendo. (1985 – 1998)

Tercera generación:

Rafael Alfonzo Hernández: Impulsó fuertemente a la empresa hacia la fabricación de nuevos productos de consumo, creó una gerencia moderna de mercadeo y ventas, e inició la exportación de productos de consumo masivo a Colombia, Centro America y El Caribe. (1998 – 2007)

Enrique Itriago Alfonzo: Continúa con el proceso de crecimiento del negocio y su expansión. (2007 - )

La voz de los protagonistas

El secreto del éxito es...

Que no existen secretos. Si tienes tus metas claras y estás dispuesto a trabajar duro por alcanzarlas, lo más probable es que llegues a ellas.


Un error que no se debe cometer en los negocios...
Respondemos con una frase tomada del Himno del Loyola: “Ni por ser en la lucha los primeros, despreciar al valiente contendor”

Un momento inolvidable de la empresa...
Nuestro aniversario N° 98, en el cual recordamos que durante todos estos 98 años no ha habido un solo año fácil.

Su consejo para nuevos empresarios...
Trabajen duro por sus sueños de manera honrada, sin hacerle daño a nadie; sabiendo que no hay atajos. El triunfo lleva tiempo y esfuerzo.
Cometer errores es parte de
la vida. Aprendan y sigan adelante.

Papel de Alfonzo Rivas en la historia de Venezuela...
Su papel es simple: Proveer de productos de gran calidad al mercado venezolano, al igual que al de otros países y al mismo tiempo generando puestos de trabajo. De esta forma haciendo una doble contribución al bienestar de nuestra sociedad.

Palabras de Santiago Alfonzo Madrid, Director Ejecutivo de Alfonzo Rivas & Cía.

Autor: María Carolina Urbina.

Publicado en la revista Vecino saludable.

1 comentario:

  1. Muy interesante saber para quien uno trabaja, lo que cuesta lograr el exito y el ejemplo que nos deja como experiencia de vida.
    Excelente reflexión

    ResponderEliminar